Productora VR | Marketing experiencial
431
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-431,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Marketing experiencial

En pleno siglo XXI “la satisfacción del cliente ya no es suficiente, para diferenciarse se necesitan experiencias. Las experiencias son fuentes de emociones y las emociones son el motor de la toma de decisiones.
El consumidor no siempre actua racionalmente. El consumidor puede ser emocional, volátil, indeciso y no siempre sabe lo que quiere. No siempre es raciona, meticuloso y análitico. La emocionalidad del consumidor influencia su toma de decisiones más allá de la lógica comercial.
No existe futuro para aquellas empresas que no las tengan en cuenta a la hora de hacer sus estrategias”. Para entender la idea de “marketing experiencial” (también conocido como marketing de experiencias o marketing emocional) debemos partir del marketing tradicional. Si este último se centra en aspectos del producto como su calidad, sus características y sus beneficios, el primero se centra en el propio cliente y las experiencias que éste obtiene durante la comercialización y uso del producto o servicio. Por tanto, la clave está en que un cliente elige un producto o servicio por la vivencia que le ofrece antes de la compra y durante su consumo, podríamos definirlo como “la gestión del valor de la oferta de un producto o servicio a través de vivencias emocionales de comunicación y consumo gratificantes para el usuario y pertinentes a la marca”. ¿Y por qué la experiencia marca tanto, el marketing emocional ofrece una comunicación personalizada, generando un mayor nivel de compromiso emocional y un porcentaje de conversión mayor. Un mayor “engagement” en definitiva.

Si buscas buenos resultados, somos tu productora.